Jesús Cánovas presenta la novela ‘El baboso’ el jueves 27 de octubre en la Biblioteca ‘Salvador García Aguilar’

El acto de presentación tendrá lugar a las 19.30 horas

Libro 'El baboso' de Jesu00fas Cu00e1novas-PORTADA LIBRO

La novela El baboso, del escritor Jesís Cánovas, será presentada el jueves 27 de octubre, a las 19.30 horas, en la Biblioteca Salvador Garcu00eda Aguilar (en Avenida del Chorrico, nº 44, de Molina de Segura). Acompaña al autor el escritor Francisco Javier Illán Vivas.

Jesús Cánovas Martínez (Hellín, Albacete, 1956) ha publicado los libros de poesía A la desnuda vida creciente de la nada, Kyrie Eleison, Estridularia, La luz herida, Fanal de la aventura, Transluminaciones y presencias, Otra vez la luz, palomas, Convocada soledad y Soy de tierra, también de cielo, y canto (elemental tratado poético de oración). Tambiu00e9n ha publicado los libros de narrativa Dulcísimas hebras de oro (relatos), El quinto camino (novela) y Aires del sur (relatos). Es catedrático de Filosofía.

Su nueva novela, El baboso, se inicia en una tediosa tarde de su00e1bado cuando Clemente Domínguez, profesor de Química en un Instituto de Enseñanza Secundaria, se encuentra corrigiendo exámenes. A mediodía ha mantenido una conversaciu00f3n por chat con Marina Martínez y el recuerdo de dicha conversación, junto con el del encontronazo con un capillo de la mafia subliteraria provinciana, le impide concentrarse en tan digna tarea. La imaginación se le desboca y, al tiempo que le afloran los recuerdos, sin pretenderlo comienza a repasar momentos estelares a los que le ha llevado su afición secreta y casi clandestina: la poesía.

Desfilarán, de este modo, por la novela una serie de personajes con los que Clemente ha trasegado en el mundillo subliterario: Trepario Retrepa, Tapón Matujillo, Canuto Iscariote, Margarita Follasnovas… Clemente repasa situaciones y sus encuentros y desencuentros con dichos personajes, describe ambientes y pasa revista a los diferentes grupos poéticos que pululan por ese bajo mundo, tan angustioso y carente de sentido como cruel y navajero. La Tiffanys, una cafetería cuyas camareras van ligeras de ropa, constituye el único oasis (“su santuario de olvido”, como él la llama), donde encuentra la paz y da rienda suelta a su creatividad literaria.

El abuso en la ironía corre parejo al de lo políticamente incorrecto desde el inicio hasta el final de El Baboso, una novela atípica donde se airean los bajos fondos de la literatura. El autor pretende hacer pasar un rato distendido al lector y, si fuera posible, más que una sonrisa, arrancarle la carcajada.